Gripe

enero, 2020

Durante el Otoño y el Invierno, suelen producirse epidemias o brotes conocidos como “gripes estacionales”. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 15% de la población mundial puede verse afectada cada año por este tipo de fenómenos. En otras palabras, 1 de cada 5 personas contraen la enfermedad, siendo más vulnerables los niños y las personas mayores.

La gripe estacional está caracterizada por el inicio súbito de fiebre alta, tos-generalmente seca-, dolores musculares, articulares, de cabeza y garganta, intenso malestar y abundante secreción nasal. La fiebre y los demás síntomas suelen desaparecer, en la mayoría de los casos, en el plazo de una semana sin necesidad de atención médica. No obstante, en personas con alto riesgo la gripe puede causar enfermedad grave, e incluso la muerte. El tiempo transcurrido entre la infección y la aparición de la enfermedad (el llamado periodo de incubación) es de aproximadamente 2 días.

La gripe es una enfermedad que se propaga fácilmente, extendiéndose con rapidez en escuelas, lugares de trabajo o ámbitos públicos.

¿Cómo se produce la transmisión?

Se transmite por contacto con secreciones de personas infectadas a través de las gotitas que se diseminan al toser o estornudar y de superficies u objetos contaminados con estas secreciones. Las gotitas infectadas que expulsa el paciente al toser pueden ser inspiradas por otras personas que quedan así expuestas al virus. También puede propagarse a través de las manos infectadas. La “auto-contaminación” es muy frecuente y se produce por medio de la transmisión de mano-a-nariz, mano-a-ojo o mano-a-boca.

El período de contagio puede comenzar el día antes de la aparición de los síntomas y durar hasta una semana después de contraer la enfermedad.

Los consejos para prevenir la gripe estacional son:

Además de la vacunación antigripal es importante adoptar las siguientes medidas higiénicas para evitar enfermarse o transmitir este tipo de afecciones respiratorias:

  • Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón.
  • Al toser o estornudar, cubrirse la boca y nariz con un pañuelo descartable o con el ángulo interno del codo.
  • Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos.
  • Ventilar los ambientes y permitir la entrada de sol en casas y otros ambientes cerrados.
  • Mantener limpios picaportes y objetos de uso común.
  • No compartir cubiertos ni vasos.
  • Enseñar a los niños a lavarse frecuentemente las manos en la escuela y hogar.
Posted in Tips Saludables by rodrigo
enero, 2020

Ningún método es infalible por sí solo, la constancia es la mejor arma para usar contra los piojos.

Consejos para prevenir la pediculosis

Algunos consejos prácticos para prevenir el contagio son:

  • Evitar el uso del cabello suelto.
  • Evitar que se compartan peines.
  • Usar shampoo o lociones preventivas.
  • Revisar diariamente la cabeza de los niños.

Recomendaciones para eliminarlos

Si a pesar de tener en cuenta lo anterior, no hemos logrado que la cabeza de nuestro hijo se vea exenta de piojos, tendremos que tomar medidas más puntuales para lograr erradicarlos de allí.

Algunas consejos son:

  • Si vamos a utilizar algún producto contra la pediculosis, debemos leer muy bien el prospecto, para que no sean contraproducentes para el niño o persona que lo vaya a usar.
  • El tratamiento debe estar destinado a eliminar tanto la población adulta de piojos como a las liendres.
  • Para que el tratamiento sea efectivo, debe ser llevado a cabo por toda la familia al mismo tiempo.
  • Es de vital importancia limpiar cuidadosamente todos los elementos que han estado en contacto con el cabello (peines, cepillos, sábanas, almohadas, etc.). Hacerlo con agua bien caliente.
  • Utilizar el peine fino para lograr desprender y arrastrar los piojos y las liendres. Repetir esta operación cada 2 o 3 días durante 3 semanas como mínimo. Luego, hacerlo de forma preventiva en cada lavado.

Al enjuagar el cabello, podemos agregar en el agua del enjuague un chorro de vinagre, ya que éste ablanda el pegamento que tienen las liendres y provoca que se desprendan con mayor facilidad al pasar el peine fino.

Posted in Tips Saludables by rodrigo
enero, 2020

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos.

Tipos de diabetes

Existen básicamente dos tipos, la de tipo 1 y la de tipo 2, aunque también es frecuente verla en embarazadas:

  • Diabetes tipo 1: típica en edades tempranas de la vida, generalmente antes de los 30-40 años. En su tratamiento suele necesitar casi siempre insulina.
  • Diabetes tipo 2: es la más frecuente, generalmente se da en personas obesas y de edad más avanzada. No siempre necesita insulina, sobre todo en las fases tempranas de la enfermedad, y puede controlarse con dieta y fármacos antidiabéticos.
  • Diabetes Gestacional: el embarazo es una situación que favorece el mal control del azúcar en sangre y que puede derivar en una diabetes gestacional. Por esta razón, aproximadamente en la semana 28 de gestación se realiza un test especial a todas las embarazadas, para valorar si existe diabetes.

Signos y síntomas:

  • Necesidad de orinar con frecuencia.
  • Pérdida de peso.
  • Falta de energía.
  • Sed excesiva.

Complicaciones con la diabetes:

  • Retinopatía diabética: Ceguera.
  • Cardiopatías: Ataque cardíaco y accidente cerebro vascular (ACV).
  • Insuficiencia renal.
  • Neuropatía diabética: se produce la lesión de los nervios y puede terminar en la Amputación de miembros.

 

Diez millones de personas son diagnosticadas cada año con diabetes tipo 2. Si pensás que podés tener riesgos de tenerla, andá al médico, hacete examinar.

 

Riesgos de sufrir diabetes y como reducirlos:

  • Historial familiar.
  • Falta de ejercicio.
  • Dieta no saludable.
  • Falta de ejercicio.

Con tan solo 30 minutos de actividad física a diario, podés disminuir en un 40% el riesgo de desarrollar diabetes.

Posted in Tips Saludables by rodrigo
enero, 2020

Algunos consejos para el cuidado y la salud de tu boca.

  • Dedicale tiempo: evitarás enfermedades en dientes y encías.
  • Después de cada comida: cepillá tus dientes durante al menos dos minutos sin olvidar la lengua y las encías.
  • Evitá el consumo de alimentos ricos en azúcares: gaseosas y golosinas, sobre todo entre horas.
  • Usá cepillos con filamentos, cerdas o pelitos firmes pero suaves, y pastas con flúor. También es fundamental el uso de hilo dental y colutorio para alcanzar aquellas partes en tu boca que el cepillo no alcanzó.
  • Cambiá tu cepillo: asegurate de renovar tu cepillo cada 3 meses, independientemente de la clase de cepillo que tengas.
  • Visitá a tu dentista: dos veces al año, para revisión y para una limpieza profesional. Es aconsejable que los niños visiten al dentista alrededor de los 3 años o tengan todos los dientes de leche.
  • Los niños con ortodoncia deben ser aún mas cuidadosos y utilizar productos adecuados que conseguirán en nuestras farmacias.
  • Consultá a tu farmacéutico: siempre te aconsejará los mejores productos para tener una boca sana.
Posted in Tips Saludables by rodrigo
enero, 2020

Diez buenos consejos para dejar de fumar.

Dejar de fumar no es fácil. Aún conociendo lo efectos nocivos del cigarrillo, abandonar el hábito del tabaquismo es una meta difícil de alcanzar para la mayoría de las personas, pero no es imposible, todos pueden lograrlo. Aquí presentamos algunos consejos que te pueden ayudar a dejar de fumar:

  • Fijá una fecha para empezar. Debés dejar de fumar por completo ese día. Si lo deseas, los días anteriores podés reducir el consumo de cigarrillos.
  • Comunicá tu decisión a familiares y amigos.
  • Deshacete de los cigarrillos y de los ceniceros, y limpiá todo lo que tenga olor a humo: ropa, muebles, cortinas, etc.
  • Quitá los cigarrillos y ceniceros del auto, y en su lugar colocá chicles sin azúcar.
  • Identificá los momentos que sentís más deseos de fumar. Puede ser después de la comida, mientras ves la TV, cuando tomás café o alcohol, cuando estás estresado/a, etc. Piensa en algo distinto para hacer en esos momentos en que desearás fumar con mayor intensidad: toma té en lugar de café, salí a caminar después de la comida, etc.
  • Cambiar tus rutinas puede ayudarte a dejar de fumar. Comé a horas diferentes o realizá muchas comidas pequeñas en lugar de tres comidas grandes. Sentate en una silla distinta, o incluso en una habitación diferente.
  • Tené a mano refrigerios saludables: palitos de apio o zanahoria, frutas frescas, galletitas saladas integrales, etc. Al dejar de fumar, es normal que sientas ansiedad y tengas ganas de llevarte algo a la boca.
  • Buscá grupos de apoyo. Muchos centros de salud cuentan con programas de apoyo para las personas que desean abandonar el hábito del tabaquismo.
  • Conseguí información sobre los productos para el reemplazo de la nicotina (chicles, parches, etc.) ya que te pueden ayudar a dejar de fumar.
  • También existen algunos medicamentos que pueden ser útiles para dejar los cigarrillos, consultá con tu médico.

 

Ventajas del parche de nicotina.

El parche de nicotina se puede comprar sin receta en varias dosis. El parche es fácil de usar. El parche de nicotina es de larga duración, controla los antojos de nicotina y los síntomas de abstinencia durante 24 horas. Puedes disminuir gradualmente la dosis del parche cuando tus ansias y tus síntomas de abstinencia de la nicotina disminuyan.

Ventajas de los chicles de nicotina.

El chicle de nicotina se puede comprar sin receta en dos dosis. Es de acción rápida, lo que significa que puede controlar las ansias de nicotina repentinas y los síntomas de abstinencia por periodos cortos de tiempo. Cuando apenas comiences a usar el chicle de nicotina, puedes utilizar una grajea cada una o dos horas, hasta 24 grajeas al día. El chicle de nicotina viene en varios sabores. A menudo se utiliza en combinación con el parche de nicotina y otros productos para dejar de fumar.

Ventajas de las pastillas de nicotina.

Las pastillas de nicotina están disponibles sin receta en dosis diferentes y sabores. Las pastillas son de acción corta, lo que significa que pueden controlar las ansias repentinas de nicotina y los síntomas de abstinencia por periodos cortos de tiempo. Puedes utilizar hasta 20 pastillas al día. Las pastillas de nicotina se utilizan a menudo en combinación con el parche de nicotina y otros productos para dejar de fumar.

Bupropión.

El bupropión es un medicamento de prescripción clasificado como un tipo de antidepresivo. A diferencia de la terapia de reemplazo de nicotina, el bupropión no contiene nicotina.

Este medicamento está pensado para reducir la ansiedad y los síntomas de abstinencia de la nicotina mediante el aumento de los niveles de ciertas sustancias químicas del cerebro.

Varenicilina.

El tratamiento más reciente es la vareniclina (es un agonista parcial de los receptores  nicotínicos neuronales). Ayuda a aliviar la ansiedad y el síndrome de abstinencia y puede reducir el placer que provocan los cigarrillos si fumas durante el tratamiento.

Debe ser utilizado por pacientes realmente motivados, y es importante fijar una fecha durante la segunda semana de tratamiento (entre el día 8 y 14) en la que dejar de fumar.
La primera semana:

Día 1-3: 0.5mg una vez al día.

Día 4-7: 0.5mg dos veces al día.

La segunda semana:

Día 8-14: 1mg dos veces al día.

Del día 15 en adelante se sigue con 1mg al día y ya no se puede fumar.
El tratamiento debería durar unas 12 semanas  para que sea realmente efectivo. No se recomienda el tratamiento conjunto con otros medicamentos para dejar de fumar.

Una conducta alternativa en estos momentos es muy importante y necesaria para conseguir tu fin.

 

Posted in Tips Saludables by Patricia Adelchanow
enero, 2020

Podemos resumir en 10 pasos los cuidados imprescindibles de una persona con hipertensión arterial:

  • Monitorear su presión regularmente, sin obsesionarse, procurando que esta revisión sea siempre a la misma hora y en condiciones semejantes. Es muy útil aprender a medir la tensión o contar con alguien que ayude a utilizar alguno de estos instrumentos: 1) Esfigmomanómetro, que se coloca en el brazo y en apariencia es similar a un reloj; 2) Medidores de presión digitales, que son nuevos en el mercado. Vienen de muñeca y de brazo.
  • Practicar una rutina de ejercicio adecuada a la edad, y de acuerdo con la situación fisiológica y patológica, ya que esta actividad favorece la buena circulación sanguínea, ayuda a lograr oxigenación adecuada y eliminación de grasas, además de que fortalece al corazón.
  • Eliminar hábitos dañinos asociados con el padecimiento, como consumo de alcohol y tabaco, pues son estimulantes que aceleran el ritmo cardíaco y favorecen la hipertensión.
  • Disminuir el consumo de sal cuando el médico lo aconseje; esto se debe a que grandes dosis de sodio ocasionan retención de agua, por lo que aumenta el volumen de sangre y la fuerza con que el corazón debe bombearla, ocasionando presión arterial alta.
  • Modificar hábitos alimenticios: se incrementará el consumo de legumbres (ricas en potasio, calcio y magnesio, que son minerales que facilitan la eliminación de sodio) y alimentos ricos en fibra, como frutas con cáscara (favorecen la eliminación de colesterol antes de entrar al torrente sanguíneo), en tanto que se reducirá el consumo de carnes rojas, ricas en grasas saturadas, y se sustituirá por carnes blancas, sobre todo pescado; también se erradicarán alimentos ricos en colesterol, como vísceras y huevo. Es muy recomendable seguir una dieta como la mediterránea, que tiene como base el aceite de oliva, cereales integrales, verduras y otros productos que protegen al corazón. Es ideal y necesario eliminar el alcohol por completo de nuestra dieta.
  • Perder peso, pues incluso las reducciones modestas son benéficas para disminuir los niveles de colesterol y sentirse mejor en términos generales. Se evitará alimentación copiosa y se limitará el aporte de hidratos de carbono (postres, pastas, pan) y grasa. . Reducir el peso si está por encima de los valores recomendados (IMC = 25 kg/m2).
  • Regular tensión y estrés, ya que ambos son causas de hipertensión; se debe procurar una vida tranquila para controlarse mejor y, de ser necesario, se recurrirá a estrategias o rutinas de relajación: acostado o sentado, se respirará profundamente 3 ó 5 veces, y se relajarán en forma paulatina piernas, tronco, brazos, cabeza y cuello, pensando en un color que ayude a tranquilizarse (casi siempre verde o azul).
  • Tomar puntualmente las medicinas que el médico recete, siguiendo estrictamente los horarios y dosis indicadas; nunca se abandonará el tratamiento (aunque los valores al tomar la presión hayan vuelto a la normalidad), salvo orden del especialista. Los fármacos prescritos disminuyen la presión a través de diferentes mecanismos: 1) Eliminación de agua y sal excesiva a través de la orina (diuréticos tiacídicos); 2) Inhibición del mecanismo que desencadena el estrés (bloqueadores adrenérgicos); 3) Dilatación de arterias, a fin de aumentar el espacio por el que circula la sangre (inhibidores de enzima conversora de angiotensina, antagonistas de calcio y vasodilatadores directos); 4) Determinar con exactitud los niveles reales de colesterol en sangre, a través de exámenes de laboratorio interpretados por el médico. El exceso de grasa disminuye la capacidad de elasticidad de los vasos y propicia mayor fuerza de contracción del corazón.
  • Acudir periódicamente al médico familiar para que éste siga la evolución del padecimiento, a la vez que aclarará dudas y proporcionará nueva información de interés. Durante la visita, el paciente informará sobre cualquier circunstancia extraña que pudiera aparecer a lo largo del tratamiento.

 

Posted in Tips Saludables by Patricia Adelchanow